lunes, 27 de agosto de 2012

La Descendencia, EVA NEGRA

La EVA NEGRA Madre de la Humanidad desde hace 150,000 años en África. Esto es otra comprobación de ciertas Enseñanzas que ha dado sobre Dios y conocido tambien como Jahvé, sobre la antigüedad humana, se estipula en los escritos de la Biblia, que el vino en su ultima encarnacion hace 20,000 y que con un grupo de 16 discipulos fundaron el Imperio. En la presentación de un video visto en clase de Artes y medios nos da a creer que esta descendencia común del Hombre moderno viene de una Mujer en el centro de África hace 150,000, basado en el ADN Mitocondrial. Que hace 80,000 comenzó un Éxodo de áfrica hacia el este, hacia otras partes del mundo. Seguirán apareciendo mas cosas dando comprobación a diferentes enseñanzas y también comprobación de predicciones de las cosas por venir. Este video documental solo presenta el como salieron y se esparcieron desde áfrica, pro no habla de una cosa clave, como fueron esparciendo su pensamiento religioso, de la tradición antigua africana, ¿salieron las demás tradiciones religiosas que son variaciones o readaptaciones de los misterios antiguos?.
La Eva mitocondrial, según la genética humana, fue una mujer africana que, en la evolución humana, correspondería al ancestro común más reciente femenino que poseía las mitocondrias de las cuales descienden todas las de la población humana actual. La Eva mitocondrial recibe su nombre de la Eva que se relata en el libro del Génesis de la Biblia. Al seguir la línea genealógica por vía materna de cada persona en el árbol genealógico de toda la humanidad, la Eva mitocondrial correspondería a un único antepasado femenino de la cual desciende toda la población actual de seres humanos (Homo sapiens). Basándose en la técnica de reloj molecular, investigaciones recientes (2009) estiman que este ancestro vivió hace aproximadamente 200.000 años, lo que corrobora los primeros cálculos proyectados en 1987. La región más probable en que se originó es el África Oriental.
Una comparación del ADN mitocondrial de distintas etnias de diferentes regiones sugiere que todas las secuencias de este ADN tienen envoltura molecular en una secuencia ancestral común. Asumiendo que el genoma mitocondrial sólo se puede obtener de la madre, estos hallazgos implicarían que todos los seres humanos tienen una ascendente femenina común por vía puramente materna cuando ya habrían existido los primeros y más primitivos Homo sapiens, tales como el Homo sapiens idaltu. Uno de los errores más comunes es creer que la Eva mitocondrial era la única mujer viva en el momento de su existencia y que es la única mujer que tuvo descendencia hasta la actualidad. Estudios nucleares de ADN indican que el tamaño de la población humana antigua nunca cayó por debajo de algunas decenas de miles de personas, y, por lo tanto, había muchas otras mujeres con descendientes vivos hasta hoy, pero que en algún lugar en todas sus líneas de descendencia hay por lo menos una generación sin descendencia femenina pero sí masculina, por lo tanto no se mantuvo su ADN mitocondrial pero sí su ADN cromosómico.
Se sabe de esta Eva a causa del genoma contenido en las mitocondrias (orgáno presente en todas las células) que sólo se transmite de la madre al hijo. Cada mitocondria contiene ADN mitocondrial, y la comparación de las secuencias de este ADN revela una filogenia molecular. Aunque no se puede descartar que la Eva mitocondrial haya sido el único ancestro femenino que vivió en su época, es probable que haya habido mujeres anteriores a la Eva mitocondrial y también otras pertenecientes a aquella época que hayan tenido descendencia hasta cierto momento en el pasado. Sin embargo, sólo la Eva mitocondrial produjo una línea completa de hijas hasta nuestros tiempos; por lo cual es el ancestro femenino del cual proviene toda la población actual.
El fundamento del linaje de la Eva mitocondrial, está en que al revisar el árbol genealógico de todos los seres humanos que viven en la actualidad (a través de la genética), siguiendo la línea de cada individuo a su madre se estará retrocediendo en el tiempo y todas las líneas convergerán en un punto en que todas las hijas comparten la misma madre. En este seguimiento, se observa que las ramas más antiguas comprueban una ascendencia mitocondrial africana y cuanto más se retroceda en el tiempo, menos linajes quedarán hasta que quede sólo uno; el cual corresponde al de la Eva mitocondrial.
Por ello, cuanto más pequeña es una población, más rápidamente converge el ADN mitocondrial; las migraciones de pequeños grupos de personas derivan (en lo que se llama deriva genética) luego de unas pocas generaciones hacia un ADN mitocondrial común. Esto sirve como sustento a la teoría del origen común, teoría que plantea que los seres humanos modernos (Homo sapiens) se originaron en África hace entre 100.000 y 200.000 años.
Pero corresponde a la teoria Creacionista demostrar lo contrario, La Bilblia menciona en un pasaje de su escritura la descendencia de Abraham en tierras extranjeras y por todo el esparcimiento del mundo en un corto tiempo despues de esta Eva.  Abraham, patriarca bíblico y según el libro del Génesis (11,27; 25,10) padre de los hebreos, que parece vivió entre los años 2000 y 1500 a. C. Abraham es considerado por los musulmanes, quienes le llaman Ibrahím, como un antepasado de los árabes por medio de Ismael (uno de sus hijos). En otro tiempo se le consideró contemporáneo de Hammurabi, rey de Babilonia. Debido a que el relato bíblico de su vida se basa en tradiciones conservadas por transmisión oral más que en documentos históricos, no puede escribirse una biografía tal y como hoy la conocemos. Tal esta que cuando fue contada pudo haber transcurrido mucho mas tiempo hasta que se tomo el tiempo de escribirla, puede ser que entre años pasados fuese dado este relato pero en cuando a las historias contadas solo una breve reseña es lo que se marco en un libro que hasta el dia de hoy conocemos como biblia.El relato de Jacob se narra en Génesis 25-35. Los acontecimientos más sobresalientes de su existencia fueron la visión de la "escalera de Jacob", la bendición que recibió en Betel (Gén. 28,10-22) y la concesión del nombre Israel por un adversario divino tras luchar contra él (Gén. 32,24-32). Así como la figura de Esaú está considerada como la representación de la nación de Edom (Gén. 36,8), la de Jacob, o Israel, personifica a la nación de Israel. Así, el profeta Oseas traza un paralelo entre las experiencias de Jacob y las de su pueblo (Os. 12) hacia el 1700 a. C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada